separador

Egresado de Teatro gana concurso “Santiago en 100 palabras”

El actor Pablo Barrientos obtuvo el primer lugar de este emblemático concurso con el cuento “El Jony, la Dámaris y la Tais”.

Una historia basada en la vida real fue la que inspiró a Pablo Barrientos, quien resultó ganador entre más de 45 mil participantes en la XII versión de “Santiago en 100 palabras”, el concurso literario más masivo de Chile.
El autor de “El Jony, la Dámaris y la Tais” se tituló el 2005 como actor de la Universidad Finis Terrae y tiene proyectos relacionados con la dramaturgia y el guión cinematográfico.
¿En qué te inspiraste para escribir el cuento?
"El Jony, la Dámaris y la Tais" existen, son personas reales de las cuales quiero proteger su identidad... y es eso justamente lo que me inspiró. Quería contar una historia de Santiago, pero desde la realidad de las personas, de las cosas cotidianas que hacen.  Además el público de Santiago en 100 palabras es muy variado, cualquier persona que ande en metro va a tener acceso a leer estos cuentos y quise escribir algo bonito con lo que la gente se pudiera identificar”.
¿Cómo influyó la universidad en tu gusto por la lectura?
“Tuvo una tremenda influencia.  En la carrera de Teatro hay que leer mucho y también escribir.  Yo tuve la oportunidad de hacer un ramo de dramaturgia escénica con Ana María Harcha y escribí  un monólogo titulado "Fome". Me saqué un 7 en el examen y descubrí que era algo que me resultaba hacer.  En ese sentido agradezco a la Universidad, especialmente a la carrera de Teatro. Nos potenciaban los talentos y nos motivaban a desarrollarlos en distintas instancias, como festivales, concursos, etc”.
¿Siempre estás escribiendo?, ¿sobre qué escribes?
“Siempre estoy escribiendo y esta es la segunda vez que me publican. La primera fue en un concurso del Museo de Bellas Artes, donde había que escribir un relato inspirado en las obras que estaban en exposición en ese momento. Me gusta escribir de cosas cotidianas, de las contradicciones de las personas, que todos tenemos cosas buenas y malas. Por ejemplo, "El Jony, la Dámaris y la Tais" son personajes marginales, el Jony es ladrón profesional, pero a la gente le gustó igual porque primaba más su relación con la Dámaris y la Tais, lo caballero que es, su gusto por hablar de cosas que aprende por ahí y el público le tomó cariño y eso era lo que buscaba. Ganar Santiago en 100 Palabras significa, para mí, un gran incentivo para tomarme más en serio la escritura y comenzar a darle forma a libro de cuentos que tengo guardado hace un buen tiempo.
 
 
 
 
 

 

logo-finis-terrae

logo final acreditacion